Compartir

Dolor, sufrimiento e indignación en los funerales de los manifestantes bolivianos a manos del gobierno de facto de la dictadora Jeanine Áñez, dejan en evidencia la grave crisis social y política que vive el país.

Cientos de bolivianos despidieron a manifestantes que perdieron la vida en su lucha por liberar a su pueblo de la dictadura de Jeanine Áñez, a manos de militares y policías fuertemente armados que sin piedad atacan, reprimen y asesinan al pueblo.
En las imágenes se puede apreciar como los bolivianos lloran a las víctimas del gobierno de Áñez mientras claman por justicia.
Recordemos que el pasado sábado Jeanine Áñez firmó un decreto que exculpa a las Fuerzas Armadas de cualquier responsabilidad durante la represión a las protestas, a manos de los policías y militares que apoyan y aplauden el gobierno de facto de la autoproclamada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here