El prófugo de la justicia Julio Borges salió con que la oposición nunca debió manejar activos en el exterior, ahora que las oposiciones se han sentado a dialogar en México.

El prófugo de la justicia Julio Borges salió con que la oposición nunca debió manejar activos en el exterior, ahora que las oposiciones se han sentado a dialogar en México.

Borges se dio cuenta del tiempo perdido defendiendo las sanciones de EE.UU. contra Venezuela y ahora dice que los activos en el exterior «nunca han debido ser manejados por la oposición».

Con total descaro el ladrón Borges afirmó que «se trata de sacar la política del manejo de estos activos”, expresó en un video difundido el lunes en sus redes sociales.

Las últimas afirmaciones de Borges se dan en el contexto de los últimos acontecimientos relacionados a Monómeros, empresa filial de Pequiven.

Esta empresa fue secuestrada por la pandilla de Juan Guaidó y está en la vista del gobierno colombiano para su expropiación con complicidad de Borges.

«Es necesario reiterar nuestra propuesta de que los activos en el exterior sean transferidos a un fideicomiso, el cual podría estar administrado por el Banco Mundial o el BID para beneficio de la República», dijo Borges el viernes.