Luego de más de 14 meses de permanecer secuestrado en Cabo Verde por orden del gobierno de Estados Unidos (EE.UU.), el diplomático venezolano Alex Saab sigue firme en la batalla por su pronta liberación.

El equipo de abogados que asiste al Enviado Especial de Venezuela secuestrado por Estados Unidos, Alex Saab, centra sus argumentos de defensa, en la querella que se libra en la Corte de Apelaciones del Undécimo Circuito, con sede en Atlanta (Georgia), en el respeto a la inmunidad diplomática con la que él cuenta.

Esta disputa legal la mantiene el equipo de defensores de Alex Saab desde el pasado 1 de abril de 2021 cuando solicitó al tribunal antes mencionado anular la orden que le confiere el estado de «fugitivo” y el reconocimiento de su estatus como diplomático con debida inmunidad.

Sobre esta petición y el argumento esgrimido por el Departamento de Justicia para rebatir la solicitud de la defensa bajo el alegato de que no existe reconocimiento por parte del Departamento de Estado norteamericano, el abogado defensor David Rivkin apuntó que esta instancia del Gobierno estadounidense “no funciona como un registro global de todos los diplomáticos del mundo”.

Recordó que el reconocimiento del estatus de Enviado Especial corresponde al Estado emisor y el Estado receptor siendo en este caso Venezuela e Irán respectivamente.

“Si vivimos en un mundo donde un país puede arrebatar y procesar criminalmente a un diplomático de un país extranjero, eso nos va a sumir en el caos en un entorno internacional que ya tiene muchos problemas”, habría advertido Rivkin el pasado 5 de noviembre en entrevista con Telesur.