Compartir
  • 128
    Shares

La representante  de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, tuvo que jalar mecate para que aprobaran su resolución genocida contra Palestina.

En medio de las discusiones que ocurren en la ONU sobre la masacre sionista de Israel sobre los palestinos, la nación árabe tuvo una victoria luego del ridículo que hizo la representante de Estados Unidos, Nikki Haley, quien intentó convencer a demás miembros de apoyarle en su misión genocida.

Tal como se aprecia en el video, Haley busca aprobar una resolución que culpa al movimiento de resistencia Hamás de ser la causa por el que Israel asesina sin piedad a cientos de palestinos, pero su propuesta fue totalmente ignorada.

Tal fue el fracaso, que tuvo que rogarle a homólogos y embajadores sin resultado exitoso, dejándola al descubierto en sus planes de hacer lobby a Israel, para que continúe la ocupación.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here