eeuu irán soleimani
Foto: Lechuguinos.com
Compartir

Un diplomático de EE.UU. dice que, si el general Qaani se encontrará con el mismo destino de su predecesor, Soleimani.

“Si (Ismail) Qaani sigue el mismo camino de Soleimani, de matar estadounidenses, entonces se encontrará con el mismo destino”, ha precisado Brian Hook, el representante especial del Departamento de Estado de EE.UU. para Irán, en una entrevista con el diario saudí Asharq Al-Awsat, publicada este jueves.

Hook ha recalcado que “no es una nueva amenaza” y, refiriéndose a declaraciones anteriores del inquilino de la Casa Blanca, ha dicho que Trump había dejado claro durante mucho tiempo que “cualquier ataque contra los estadounidenses o los intereses estadounidenses se enfrentaría con una respuesta decisiva”.

El teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán —que mantenía el oeste de Asia bajo cierta paz y era considerado el general más destacado de esta región— fue asesinado el 3 de enero en Bagdad (capital iraquí), en un ataque ordenado directamente por Donald Trump.

Tras el asesinato del estratega militar persa, el Líder de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, designó al general Ismail Qaani como nuevo mando de la Fuerza Quds y aseguró que esta rama élite del CGRI “seguirá el mismo programa (que mantenía) durante la gestión de Soleimani”.

Anteriormente, Qaani ha aseverado que la sangre derramada de su predecesor reforzará el camino de la resistencia en la región ante el imperialismo, y ha calificado al general Soleimani de líder de la lucha contra los criminales de EE.UU. y el régimen de ocupación israelí.

Irán, que había jurado vengar el asesinato del héroe de la lucha antiterrorista, la madrugada del miércoles 8 de enero, lanzó fuertes ataques con misiles contra la base aérea Ain Al-Asad, ubicada en la provincia occidental iraquí de Al-Anbar y ocupada por las tropas norteamericanas desde la invasión de Irak en 2003, y contra otra base en Erbil, capital de la región del Kurdistán iraquí, también en poder de los norteamericanos.

Después de esta contundente operación, las autoridades iraníes advirtieron de que pondrían “en marcha otros escenarios más potentes” ante cualquier nueva “estupidez” de EE.UU. y atacarían no solo todas las bases norteamericanas en la región, sino también golpearían fuertemente al régimen de ocupación israelí, el principal aliado de EE.UU. en el oeste de Asia.

El CGRI ha asegurado que seguirá luchando hasta el total colapso del régimen usurpador de Israel y la salida de las tropas de Estados Unidos de la zona; dos objetivos que vengarían la sangre de su comandante.

Redacción LechuguinosHispanTV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here