Vea como destrozaron a Freddy Guevara luego de negar reunión anunciada por Presidente Maduro

Freddy Guevara, ofreció detalles sobre el diálogo y entendimiento que adelantan desde la oposición guaidosista con el Gobierno de Maduro.

El opositor Freddy Guevara dijo que sí se reunió con el diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Francisco Rodríguez, tal como había informado el pasado martes el presidente de la República, Nicolás Maduro, durante una alocución televisada.

Guevara dijo que tanto Leopoldo López como Juan Guaidó sabían del contacto con el chavismo, y que el punto tratado fue el «Acuerdo de Salvación Nacional» que recientemente anunció este sector, a manera de chantaje a cambio de levantar las sanciones contra el país, supuestamente.

En una entrevista a VivoPlay, dijo que se trata de «una sola reunión» y que «era “imposible” que se llegara a un acuerdo el mismo día.

“Los procesos de negociación tienen muchas fases, está en la que hay una mesa formal, en la que Guaidó designará un equipo formal, con los negociadores, habrá una mediación internacional, un sitio, las reuniones, los resultados; y está la parte previa, que es lo que llaman la pendular, que es en la que los mediadores van articulando y hay comunicación de unos actores con otros, que fue lo que hice yo», dijo.

Recordemos que, al respecto, el Mandatario Nacional destacó el cambio repentino de la extrema derecha, que pasó de impulsar la invasión contra Venezuela a querer «negociar» con el Gobierno Bolivariano. Asimismo, ratificó su abierta disposición al diálogo con factores opositores.

«Guaidó pasó del R2P, que era la invasión a Venezuela, a dialogar con Maduro. Ahora Guaidó se quiere sentar conmigo. ¿Qué les parece? ¿Qué traerá en las manos? ¿Qué trampa traerá? ¿Le dieron la orden del Norte? Porque él es un pelele del Norte. Se acabó Guaidó, eres un pedazo de líder opositor, ahora te toca hablar con Maduro», precisó este miércoles 12 de mayo el presidente de la República, tras la reciente propuesta del exdiputado de un supuesto «acuerdo» entre el Gobierno, la derecha golpista y la comunidad internacional.