Registran nuevas masacres en Colombia ante la indiferencia de Duque
Foto: Lechuguinos.com

Venezuela denuncia la gestión de Duque y la impasibilidad de la comunidad internacional respecto al aumento de las masacres en Colombia.

El ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, publicó el domingo un comunicado del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) en Twitter en el que se indica que, solo durante este año en curso, 303 personas han sido asesinadas en Colombia, conviertiendo al pueblo neogranadino en víctimas de las masacres.

El titular venezolano denunció que, aun cuando el Gobierno colombiano, presidido por Iván Duque, es “corresponsable” en estas masacres, “se niega” a catalogarlas como tales.

Además, criticó la “criminal indiferencia” de la comunidad internacional respecto a esta profunda crisis que vive Colombia.

El mismo domingo, 13 personas murieron en diferentes regiones del país. En el episodio más violento, cinco recolectores de café, así como otras tres personas fueron asesinados en un ataque a una finca en el municipio de Betania, Antioquia.

Diferentes organizaciones pro derechos humanos han condenado en retiradas ocasiones las matanzas que se están produciendo en Colombia y exigen al Gobierno de Duque que investigue y ponga fin a la situación.

Asimismo, han insistido en la necesidad de cumplir los acuerdos de paz firmados en 2016 por el Gobierno y la entonces guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), para combatir la inseguridad en el país y reforzar la protección de los grupos más vulnerables.

Sin embargo, pese a la implementación del pacto, indígenas, activistas sociales y políticos locales están otra vez expuestos a la violencia.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), en un informe publicado en octubre, denunció que, además de la matanza de los líderes sociales, los crímenes cometidos en Colombia se realizan “en zonas con escasa presencia estatal, altos niveles de pobreza, economías ilícitas y disputas entre grupos armados ilegales y organizaciones criminales”.