Hunter Biden ha hablado sin tapujos en una entrevista en la agencia de noticias CBS sobre su adicción a las drogas y ha confesado algunos episodios especialmente llamativos, como fumar queso parmesano cuando no tiene crack.

El hijo de Joe Biden, Hunter, ha explicado en una entrevista Tracy Smith en CBS Sunday Morning algunas de sus delicadas experiencias cuando era adicto a las drogas. Concretamente, el hijo del presidente de Estados Unidos estaba completamente enganchado al crack.

«Pasé más tiempo sobre mis manos y rodillas hurgando en las alfombras fumando cualquier cosa que se pareciera remotamente al crack. Probablemente fumé más queso parmesano que nadie que conozcas», ha afirmado Hunter Binden en la charla en la CBS.

Además, ha tenido palabras de agradecimiento para su padre, a quien considera una figura clave para superar sus problemas con las drogas. «Papá me salvó. Lo hizo haciendo que yo quisiera salvarme a mí mismo. Si me hubiera dejado solo, no hubiera sobrevivido», ha comentado.

Joe Biden ya afirmó, en una entrevista en febrero en la CBS, que estaba muy satisfecho de la actitud de su hijo al afrontar este problema: «Estoy orgulloso. Se ha sobrepuesto a ello y lo ha solucionado. Ha trabajado para conseguirlo». Además, ha ensalzado su honestidad al hablar del problema.

Hunter Biden ha realizado estas declaraciones en el marco de la promoción de sus memorias, tituladas ‘Beautiful Things’. Los problemas de adicción del hijo del presidente fueron una de las armas arrojadizas de Trump durante la campaña electoral.