Compartir

José Noriega no comió cuento y ahora se quiere vengar de la puñalada trapera que le dio Voluntad Popular, retando a Juan Guaidó a que presente las pruebas de corrupción que tiene en su contra.

El parlamentario José Noriega quien fue expulsado recientemente del partido Voluntad Popular por participar en actos de corrupción, anda arrechisimo porque le votaron sin darle el derecho a réplica y le dijo a Juan Guaidó que si se era tan arrecho, que tuviera las bolas bien puestas y presentara las pruebas que lo incriminan.

“Ahora soy un corrupto, un vendido, un traidor y un narcotraficante. Me han expuesto al escarnio público, pretenden lincharme, no solo políticamente, peor aún, moralmente. Nuestra lucha es contra el transitorio instaurado de Juan Guaidó. La política de Guaidó fracasó”, aseveró.

De igual manera el diputado aseguró que Freddy Guevara era un fascista malnacido por suministrar su número personal y los terroristas de Voluntad Popular para que todo el mundo le cayera encima y lo agredieran.

“Denuncio que Freddy Guevara le dio mi número de teléfono a la militancia de Voluntad Popular para que me amenazaran, me agredieran. Eso es fascismo puro”, concluyó el diputado.

Este problema en el que se metió Juan Guaidó y su generación de jóvenes corruptos y ladrones no los salva nadie, ni que le prendan veinte mil velas a San Pateste.

Redacción Lechuguinos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here