Juan Planchart
Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 705
    Shares

A continuación conocerán quien es Juan Planchart, la persona encargada de recibir el dinero público que han robado de cuentas del estado venezolano en el exterior.

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, informó este sábado 23 de marzo que Juan Planchart es una de las personas encargadas de recibir el dinero público que ha sido robado de las cuentas que posee el Estado venezolano en el exterior.

Rodríguez dio a conocer detalles de lo que ha sido la investigación que llevan adelante los cuerpos de seguridad del Estado tras la detención de Roberto Marrero, asistente del diputado Juan Guaidó.

El también vicepresidente sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura señaló que parte del dinero era depositado en una cuenta que el referido sujeto posee en el banco Banesco Panamá, tal y como lo revela información localizada en el celular de Marrero.

Asimismo, el portal de investigación La Tabla reveló que Planchart es el gerente legal de la empresa rusa Rosneft en nuestro país.

El millardo papaya que Juan Antonio Planchart Márquez le prometió a Juan Guaidó está relacionado con la compra forzosa del 49 por ciento de las acciones que posee PDVSA (a través de Petrocaribe) en la refinería Refidomsa, tal como lo ha planteado abiertamente desde enero el gobierno dominicano.

Pero adicionalmente una investigación documental de la plataforma de periodismo de datos LaTabla ha descubierto que Planchart es cuñado del vicepresidente de la Empresa de Generación Eléctrica Haina, operadora del sector energético de República Dominicana, uno de los principales clientes de la refinería en disputa con evidente interés en tener participación en la misma.

Planchart, una abogado petrolero de 44 años de edad, apareció involucrado en un plan orquestado por el diputado Juan Guaidó para apropiarse de activos de Venezuela en virtud del reconocimiento que ha recibido por algunos gobiernos tras autoproclamarse como supuesto presidente interino.

De acuerdo con pruebas obtenidas de los teléfonos de Roberto Marrer, Planchart había ofrecido información confidencial que le permitiría tener acceso a fondos de dos fuentes, que sumaban 1 mil millones de dólares, relacionados con operaciones de la refinería Refidomsa.

Este complejo procesa crudo venezolano suministrado a través del programa de Petrocaribe de facilidades de acceso y pago que ha beneficiado por más de una década a las naciones del Caribe. La refinería es propiedad del gobierno dominicano, con un 51 por ciento de las acciones, y de PDVSA con un 49 por ciento.

El pasado 11 de enero el presidente de Refidomsa, Felix Jiménez, le dijo a la prensa que el gobierno estaba negociando la compra en forma amistosa de ese 49 por ciento desde diciembre de 2018. Pero advirtió que si PDVSA no aceptaba hacer la venta el presidente Danilo Medina se vería obligado a recurrir a la vía judicial para declarar la utilidad pública de la refinería y proceder con su adquisición forzosa.

El argumento de República Dominicana para tal actuación es que el bloqueo y las sanciones impuestas a Venezuela harían inviable la operación de la refinería, que sería afectada por las medidas adoptadas por EEUU y la Unión Europea.

En la misma declaración Jiménez dijo que el gobierno tenía el dinero para hacer la compra, según le había informado el ministro de Hacienda Donald Guerrero, y estimó que las «negociaciones» podrían tardar uno o dos meses, plazo que ya se habría agotado.

Esto implica que el gobierno de Medina iría en los próximos días a la «compra forzosa», lo que en realidad sería una confiscación pues el supuesto pago que se haga no sería entregado al gobierno constitucional de Venezuela sino a Guaidó como parte del millardo papaya.

La otra parte del millardo papaya provendría de un remanente de deuda petrolera (estimada en 240 millones de dolares para Febrero 2018) la cual «no pudo» pagar República Dominicana por el bloqueo financiero a Venezuela en la banca de EEUU. Ese mismo alegato se usaría si PDVSA accediera a la venta de Refidomsa.

Pero como si no fuera suficiente el presidente de Refidomsa agregó que el plan es que una vez que el Estado dominicano tenga plena propiedad de la refinería se le dé participación al «sector privado nacional» en la empresa. Es decir, la idea es robársela a PDVSA para privatizarla.

Y ahora viene lo mejor de la historia para entender el rol de Juan Planchart en la trama del millardo papaya

Resulta que se trata de un negocio de familia. Juan Antonio tiene una hermana llamada Beatriz Coromoto quien a su vez tiene un esposo cuyo nombre es Luis Sanz. Todos son venezolanos pero con extraordinarios intereses en el mercado de energía de República Dominicana.

El hecho es que Luis Augusto Sanz Picón (que es el nombre completo del cuñado de Juan Planchart, que a su vez es familia de Guaidó) es el vicepresidente de la Empresa Generadora de Electricidad Haina, la principal operadora del sector eléctrico. Vea la ficha de la SIMV de República Dominicana.

Luis Augusto forma parte de una organización empresarial familiar con sus hermanos Antonio, Carlos y Daniela Sanz Picón y sus padres Carmen Luisa Picón y Luis Agustín Sanz. Si bien no tenemos el dato de participación en EGE Haina debe ser importante para tener la vicepresidencia.

Es evidente que Juan Planchart tuvo acceso a información privilegiada a través de su cuñado Luis Augusto, quien a su vez la obtuvo de la estructura de EGE Haina, que sin duda, como importantes consumidor de combustibles para la termogeneración tiene interés en Refidomsa.

Obviamente, además de la conspiración para causarle daños a los activos de Venezuela, el comportamiento de la familia Sanz y Planchart refleja un absoluto desprecio de valores de ética empresarial como la confidencialidad entre otros, situación que había advertido el propio Guaidó en los mensajes que sobre el tema intercambió con Marrero, según las capturas de pantalla divulgadas el sábado por el ministro venezolano de Información, Jorge Rodríguez.

Juan Antonio Planchart Márquez, según comprobó LaTabla, efectivamente es familiar de Juan Guaidó aunque no es su primo sino su tío-segundo. En realidad es primo de la madre de Guaidó.

La madre de Planchart es Beatriz Márquez Moreno (fallecida en 2014) hermana de Juan Bautista Márquez Moreno (fallecido en 2015) padre de Norka Márquez y abuelo de Guaidó.

Redacción Lechuguinos – Cortesía de La Tabla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here