marines eeuu senadores colombianos fortalecer paramilitares
Foto: Lechuguinos.com

El envío de militares de EE.UU. a Colombia ha generado la indignación de los senadores y la preocupación de varios sectores de la sociedad colombiana.

Los 53 soldados altamente entrenados del Comando Sur ya se encuentran en la embajada de Estados Unidos en Bogotá (capital colombiana). Ahí, pasarán los 14 días del aislamiento preventivo obligatorio. Los uniformados llegaron, según los militares del Pentágono, para prestar asesoría en la lucha contra el narcotráfico, lo que ha despertado indignación en la nación neogranadina.

Terminado su aislamiento, se repartirán en cuatro equipos de trabajo, uno de ellos, se desplazará a la una región fronteriza con Venezuela. La sola noticia de su arribo encendió inmediatamente la polémica en Colombia.

Pues, varios senadores denunciaron que la presencia de los militares extranjeros requería autorización del ente legislativo. El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, respondió el miércoles a las preguntas del Senado, aunque hay quienes no fueron convencidos por las respuestas.

La presencia de militares estadounidenses también ha provocado la preocupación de los activistas colombianos que la asocian a la coyuntura geopolítica que vive la región y a la situación concreta de Venezuela. Además del activismo, Rusia también lo ve con pesimismo que soldados que han operado en Afganistán e Irak sean trasladados a Colombia.

A principios de mayo, Venezuela frustró una incursión marítima que buscaba acabar con el Gobierno de Nicolás Maduro. Caracas asegura que dispone de evidencias que vinculan la operación con Colombia y Estados Unidos.

Redacción Lechuguinos-HispanTV