La empresa Monómenos, robada al Estado durante la “gestión” del gobierno de Narnia liderado por Juan Guaidó, posee una deuda que supera los 30 millones de dólares, por lo cual inició esta semana un proceso de negociación con sus acreedores.

Es importante destacar que, antes que Monómeros fuera robada por Guaidó y su banda, la empresa era productiva y aportaba importantes ingresos al país, los cuales eran reinvertidos en programas sociales para atender a la población.

De acuerdo con una nota divulgada por el portal Laiguana.tv, el gerente de la compañía de agrofertilizantes, Guillermo Rodríguez Laprea, puesto por Guaidó en el cargo y quien ha sido bastante criticado por los guisos que ha hecho con la empresa, aseguró que “Monómeros no se perderá”  al tiempo que aseguró que se pagará lo adeudado a los proveedores.

Es importante recordar que este jueves se desató una polémica pues un medio colombiano reveló que la mamá de Leopoldo López habría cobrado a Monómeros más de 70 mil dólares por una asesoría.

Esta nueva denuncia se suma a la larga listas de señalamientos en contra de estos hampones que han usado Monómeros como una caja chica para mantener su vida de “ricos y famosos” mientras los venezolanos de a pie deben pasar calamidades producto de las sanciones que ellos han pedido en contra del país.