Foto: Lechuguinos.com
Compartir

El supuesto cura Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, cruza los dedos para que se desarrolle una profunda crisis en el país

Monseñor Padrón afirmó este domingo que la iglesia cruza los dedos para que se desarrolle paulatinamente un proceso de convulsión social en Venezuela. También el político disfrazado de cura arremetió contra los CLAP y llamó muertos de hambre a quienes se benefician de este plan del gobierno “El hambre de un pueblo no se logra resolver estructuralmente ni con bolsas de comida ni con bonos mensuales. Estas son medidas de emergencia aplicadas en poblaciones que han sufrido grandes inundaciones, terremotos y tsunamis. Esas bolsas si por una parte son un paliativo, por otra crean hábitos de mendicidad”, señaló Padrón visiblemente alterado y lleno de odio ayer durante la instalación de la CIX Asamblea Ordinaria Plenaria de la CEV realizada en la UCAB.

Destacó que según su coprófaga opinión, la mayoría de la población está siendo oprimida sin distinciones de clase o ideología. Insistió en que el clero no puede permanecer pasivo ante el destino del pueblo, “ni dejar de apoyar todo lo que evangélica y legítimamente lleve a su liberación”. Con ese mensaje parece que Monseñor Padrón se une a los que aspiran ser candidatos presidenciales de la oposición por la derecha.

 

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here