Varias petroleras estadounidense han remitido comunicaciones la presidente de ese país, Joe Biden, que les autorice el reinicio de las operaciones en Venezuela.

De acuerdo con reportes de la agencia de noticias, para nada chavista, Reuters, entre las petroleras estadounidenses que han enviado solicitudes a Biden se encuentran Schlumberger, Halliburton, Baker Hughes y Weatherford International; las cuales tienen prohibido operar en el país desde 2019.

Según fuentes referidas por Reuters la participación de estas empresas gringas podría ayudar al país a llevar, rápidamente, la producción de crudo a un millón de barriles diarios.

Además, el levantamiento de las sanciones al sector petrolero también permitiría que las compañías petroleras que aún tienen presencia en Venezuela reactiven rápidamente los equipos y se aumente la actividad.