El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, arremetió contra los senadores ultraderechistas gringos, Marco Rubio y Ted Cruz, por las acusaciones sin pruebas que este par de nefastos hicieran en contra del mandatario.

«Yo les digo a los dos que presenten pruebas, porque yo sí tengo pruebas de que el señor Ted Cruz, senador de Texas, de origen hispano, que obtiene sus votos por los hispanos (…) Yo sí tengo pruebas de que a él le han dado dinero los que están a favor de la fabricación de armas en EE.UU. y de que no haya ninguna prohibición para la venta de armas», enfatizó López Obrador.

Asimismo, el Jefe de Estado mexicano aseguró que los ataques de estos senadores responden a una estrategia electoral que “desde hace muchos años han alimentado y les ha dado frutos”.

Es importante destacar que esta respuesta del AMLO se produjo luego que ambos congresistas lo atacarán por su decisión de no asistir a la IX Cumbre de las Américas y asegurarán que él respalda a organizaciones narcotraficantes.