Compartir

El exdictador de Brasil, Michel Temer, reconoció que el juicio político contra Dilma Rousseff, fue un golpe de Estado desde el Parlamento brasileño.

La declaración realizada por Temer a través de su red social Twitter, causó un gran revuelo en esa región, ya que no podían creer la desfachatez del exmandatario

«La gente decía ‘Temer es golpista’ y que yo había apoyado el golpe, pero al contrario de eso, nunca apoyé ni me empeñé en que se produjera el golpe», manifestó Temer

Temer en su condición de vicepresidente, fue uno de los articuladores del juicio político que despojó del poder a Rousseff, para luego tomar el poder.

Cabe destacar que el golpista Michel Temer, fue compañero de fórmula de Dilma Rousseff desde su primer mandato, en 2011, pero tras el juicio político se apartó, completamente del PT, el cual es dirigida por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y que le acusó de golpista.

Redaccíon Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here