Timoteo Zambrano: Oposición no puede desafiar cualquier elección

El parlamentario opositor Timoteo Zambrano tacha de “un delito de exterminio” las medidas coercitivas de EE.UU. y exige que sean levantadas.

Timoteo Zambrano, presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela ha subrayado, durante una entrevista, que “Estados Unidos se tiene que poner al día con materias pendientes” como las sanciones que la Administración del exmandatario norteamericano Donald Trump dejó pendiente como parte de su propia estrategia de unilateralidad y que sn catalogadas como un delito de exterminio.

“Yo creo que la corriente global va precisamente en el marco incluso de esta pandemia en suspender cualquier sanción que sea un obstáculo para resolver estos problemas”, ha enfatizado Zambrano, para luego exigir al nuevo Gobierno estadounidense, encabezado por Joe Biden, que evalué “con urgencia” la anulación de los bloqueos “unilaterales criminales” contra Venezuela.

Asimismo, el diputado opositor ha afirmado que la propia Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya reconoce que el delito de exterminio comprende “la imposición de condiciones de vida, tales como la privación del acceso a alimentos, medicinas, entre otras encaminadas a causar la destrucción de parte de una población”.

Al referirse a las cerca de 800 órdenes ejecutivas contra el país sudamericano, Zambrano ha recalcado que más de la mitad de la población de Venezuela “rechaza las sanciones”. “Eso tiene una significación enorme y ha impactado a todos en la vida nacional”, ha indicado.

Previamente, el Gobierno de Venezuela había acusado a Washington de perseguir la destrucción de la economía venezolana, subrayando las “medidas coercitivas unilaterales ilegales” destinadas a acabar con el potencial económico, el bienestar y la salud de los venezolanos.

Paralelamente, Biden ha anulado algunas restricciones impuestas por la Administración de su predecesor contra Caracas y ha expresado que abrirá canales de diálogo con Venezuela, ignorando los llamados del líder opositor Juan Guaidó a seguir la política de Trump. En tanto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha manifestado que confía en mantener conversaciones “decentes” con el nuevo inquilino de la Casa Blanca.