Después de una constante negativa a reconocer su derrota electoral, el presidente de EEUU, Donald Trump, estuvo este viernes lo más cerca de reconocer una próxima Administración de Joe Biden, al declarar que será el tiempo quien diga si él continuará o no gobernando el país.

Al referirse a la inminente autorización de una vacuna contra el coronavirus, Trump afirmó que bajo su mandato el país no irá a un confinamiento. «Esta Administración no va a ir a un encierro», dijo desde la Casa Blanca en sus primeros comentarios públicos tras una semana de silencio desde que el candidato demócrata fuese proyectado como ganador, reseñó RT.

«Con suerte, pase lo que pase en el futuro, quién sabe qué gobierno será. Supongo que el tiempo lo dirá», señaló.

Los comentarios en son de duda por parte de Trump se producen luego de insistentes acusaciones suyas de supuesto «fraude electoral». La última vez que declaró en público fue el 5 de noviembre, cuando afirmó que le habían «robado» las elecciones y que un recuento de votos «legales» mostraría que es él quien está ganando.

Desde entonces, el inquilino de la Casa Blanca se expresó en reiteradas ocasiones a través de Twitter para aducir que su equipo está adelantando acciones judiciales en distintos estados.

Los datos, entre tanto, parecen ser contundentes: esta misma jornada, las proyecciones dieron una mayor ventaja a Joe Biden, al acumular 306 votos electorales con su victoria en el estado de Georgia. Mientras, el actual mandatario suma 232 votos electorales tras ganar en Carolina del Norte.

Redacción RT