El gobierno de Venezuela lamentó una serie de descalificaciones y juicios de valor emitidos por la cancillería española con respecto a los resultados de las elecciones regionales y municipales del pasado 21 de noviembre.

A través de un comunicado emitido por la cancillería, Venezuela aseguró que los pronunciamientos de España van en contrasentido del criterio mayoritario de los cientos de veedores y observadores internacional que participaron en el proceso comicial y dan testimonio de la confiablidad del sistema.

“El Gobierno Bolivariano rechaza este desafortunado pronunciamiento que insiste, de manera errática, en mantener una posición plegada a los intereses de Washington, cuyo gobierno supremacista tiene como único objetivo mantener la agenda de agresión en contra de Venezuela, su democracia, sus instituciones y su pueblo”, afirma el mencionado texto.

Asimismo, la República Bolivariana de Venezuela exhortó al reino de España a rectificar esa agotada posición de ataque contra el país, la cual está condenada al más rotundo de los fracasos.