Compartir

El embajador venezolano ante las Naciones Unidas, Samuel Moncada, afirmó este miércoles que si EE.UU. materializa la «amenaza» sobre el uso de la fuerza militar contra cinco petroleros iraníes con combustible que se dirigen a Venezuela, «constituiría una agresión armada real contra un buque civil iraní y contra el pueblo venezolano en su conjunto».

Durante la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU donde se debatió el intento fallido de incursión marítima contra Venezuela, Moncada aseguró que estas nuevas amenazas de EE.UU. «violan, entre otras cosas, la libertad de comercio y navegación«.

Además, la representación venezolana agregó que el gobierno de Donald Trump «ha admitido abiertamente que presiona a las empresas para que se abstengan de suministrar gasolina a Venezuela«, lo que, a su juicio, dio lugar a la escasez que se vive en el país.

«¿Qué pasaría si, en medio de la pandemia de covid-19, la ciudad de Nueva York se quedara deliberadamente sin gasolina? Esto, indudablemente, daría cuenta de un crimen contra la humanidad, que es precisamente lo que el gobierno de EE.UU. está perpetrando actualmente contra 30 millones de venezolanos».

Ante esto, Moncada instó al Consejo de Seguridad «a cumplir con los deberes y responsabilidades» que le encomienda la Carta de las Naciones Unidas respecto
al «mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales».

Asimismo, el embajador señaló que el gobierno estadounidense insiste en presentarse como el «salvador» de Venezuela, afirmando ser el «principal donante» de asistencia humanitaria para el país suramericano, pero, la verdad, nunca ha estado dispuesto a ayudar a los venezolanos.

«Todos los que están dispuestos a apoyar a nuestro país en la coyuntura actual han podido hacerlo, a través de las agencias pertinentes de las Naciones Unidas», enfatizó al respecto.

RT