COMUNICADO: Venezuela exhorta a liberar de inmediato a Alex Nain Saab
Foto: Lechuguinos.com

El Gobierno Bolivariano de Venezuela rechazó este lunes las declaraciones de la República Cooperativa de Guyana sobre la operación de custodia de la Armada Nacional Bolivariana (ANB) en territorio marítimo venezolano y reiteró que no permitirá incursiones ilegales de ninguna clase en su territorio, en ejercicio de su pleno derecho a la defensa de su soberanía.

A través de un comunicado, difundido por el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en la red social Twitter, la nación expresó que la República Cooperativa de Guyana «incurre en una flagrante intromisión de asuntos internos» y «deja al desnudo las pretensiones unilaterales, en alianza con transnacionales petroleras, particularmente con la estadounidense ExxonMobil».

Este 24 de enero, la República Cooperativa de Guyana en un comunicado oficial se pronunció en relación con la actividad de custodia por parte de la ANB que dio lugar a la interceptación de dos barcos guyaneses, denominados Nady Nayera y Sea Wolf, que ejercían in fraganti pesca ilegal en aguas territoriales venezolanas sin contar además con ningún tipo de documentación legal.

Venezuela reiteró este lunes su convocatoria al diálogo con el fin de crear un ambiente propicio para el entendimiento dentro de los preceptos del Derecho internacional y del Acuerdo de Ginebra 1966.

«La República Bolivariana de Venezuela rechaza y denuncia las falsas acusaciones y tergiversaciones proferidas de la República Cooperativa de Guayana, al tiempo que ratifica su oferta al diálogo, sincero, sin agendas ocultas, con el fin de crear un ambiente propicio para el entendimiento dentro del Marco del Derecho Internacional, y particularmente del Acuerdo de Ginebra 1966″, refiere parte del texto.

¡El sol de Venezuela nace en el Esequibo!».

A continuación, el texto íntegro del comunicado:

«El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela refuta las difamaciones de la República Cooperativa de Guyana en su comunicado oficial publicado el día 24 de enero de 2021, con relación la actividad de custodia por parte de la Armada Nacional Bolivariana que dio lugar a la interceptación de dos barcos guyaneses, denominados Nady Nayera y Sea Wolf, que ejercían in fraganti pesca ilegal en aguas de plena soberanía y jurisdicción de Venezuela, sin contar además con ningún tipo de documentación legal.

La operación de la Armada Bolivariana se ejecutó en aguas de indiscutible soberanía venezolana, en pleno respeto a la legislación vigente, garantizando el debido proceso a los tripulantes detenidos. Esta nueva matriz mediática de las autoridades guayanesas deja al desnudo las pretensiones unilaterales de ese gobierno, en alianza con transnacionales petroleras, particularmente con la estadounidense ExxonMobil, sobre territorio venezolano no controvertidos, así como sobre áreas marinas y submarinas pendientes por delimitar.

En el mencionado comunicado la República de Guyana incurre en una flagrante intromisión de asuntos internos, al incorporar además una serie de absurdas y erráticas objeciones a la promulgación reciente de un decreto de ordenación territorial venezolano que exclusivamente postula la formulación de políticas públicas para el desarrollo marítimo en territorio exclusivo y  no controvertido de la República Bolivariana de Venezuela.

Al reiterar la aspiración de sostener relaciones de respeto, cooperación y buena vencidad con la República Cooperativa de Guyana, la República Bolivariana de Venezuela reitera que no permitirá incursiones ilegales de ninguna clase en su territorio y que ejercerá, como siempre lo ha hecho, el sagrado derecho a la defensa de su soberanía.

La República Bolivariana de Venezuela rechaza y denuncia las falsas acusaciones y tergiversaciones proferidas de la República Cooperativa de Guayana, al tiempo que ratifica su oferta al diálogo, sincero, sin agendas ocultas, con el fin de crear un ambiente propicio para el entendimiento dentro del Marco del Derecho Internacional, y particularmente del Acuerdo de Ginebra 1966.

¡El sol de Venezuela nace en el Esequibo!».