El Gobierno Nacional, a través de un comunicado divulgado por el canciller Felix Plascencia, rechazó categóricamente las recientes declaraciones de las autoridades de Canadá sobre la fiesta electoral vivida en Venezuela el pasado domingo 21 de noviembre.

“Es lamentable que, ante la ausencia de una política exterior propia y por cumplir con las expectativas de los Estados Unidos, el gobierno de Canadá recurra a la descalificación de un proceso electoral, ampliamente validado por más de 300 veedores internacionales, realizando -en términos más apropiados- un panfleto político más que la declaración de un Estado soberano”, refiere el citado documento de la cancillería de Venezuela.

 

En este sentido, el Ejecutivo cuestionó que Canadá critique nuestras elecciones al tiempo que recordó que ese país del norte fue el único en tomar medidas concretas para impedir que ciudadanos venezolanos votaran en la Embajada y los Consulados de Venezuela en los comicios de 2018.

“Canadá habla de la afectación a la economía y a los derechos humanos, al mismo tiempo que aplaude, apoya y promueve medidas coercitivas ilegales, en contra de todo el pueblo venezolano y que constituyen crímenes de lesa humanidad”, reza el comunicado a través del cual, además, se exige de forma contundente que sean levantadas las medidas coercitivas unilaterales impuestas a nuestro país y cese el apoyo a corruptos que promueven el desfalco de la nación.

“A diferencia de Canadá, Venezuela es un país libre de tutelaje extranjero y lo demuestra en cada elección en la que se profundiza el modelo de democracia participativa y protagónica, consagrado en la Constitución y respaldado por la voluntad democrática del pueblo venezolano”, concluye el comunicado.