bolsonaro tortura falsas
Foto: Lechuguinos.com

El presidente Jair Bolsonaro sacó a relucir una vez más su homofobia, tan solo porque un periodista lo interrogó sobre la investigación en contra de su hijo, Flavio Bolsonaro, por lavado de dinero y desvío de fondos públicos.

El mandatario brasileño Jair Bolsonaro no deja de sorprender por sus ataques de ira y homofobia cuando lo interrogan por cualquier cosa que esté en contra de su Gobierno neoliberal y en esta oportunidad pago los platos rotos el periodista que lo cuestionó sobre los actos de corrupción cometidos por uno de su hijo, el senador Flavio Bolsonaro.

«¿Considera que su hijo, el senador Flavio Bolsonaro, cometió algún desliz?», fue una delas interrogantes de uno de los periodistas que se encontraba a las afueras del Palacio de la Alvorada, en Brasilia.

Bolsonaro, picado porque le estaban hablando mal de su pequeño e inocente querubín, se llenó de ira y sacó su lado homofóbico atacando al comunicador social, diciéndole que tenía cara de homosexual.
«Tú tienes una cara de homosexual terrible y no por eso te acuso de homosexual. Aunque no es un crimen ser homosexual», expresó el holofónico mandatario brasileño.
No conforme con esto, entre los aplausos de los arrastrados que conforman su Gobierno
neolibreal, volvió a atacar cuando se le cuestionó sobre un préstamo de 10.000 dólares a
Fabricio Queiroz, exasesor y chófer de Flavio, respondiendo: «Pregunta a tu madre si tiene el comprobante que le dio a tu padre, ¿vale?».
Es evidente que el presidente Jair Bolsonaro, pierde los papeles rapidito, no hay que hacer gran cosa para que salga a flote su descabellada mentalidad con respeto a la comunidad
LGBTI y todo lo que a él le parezca que está mal, al igual que las personas de escasos recursos y que no apoyen sus políticas capitalistas y neoliberales.
Redacción Lechuguinos.