Compartir

El presidente Nayib Bukele, cuadro tremendo guiso con el autoproclamado Juan Guaidó, para robarse de 1.250 millones de dólares que El Salvador le debe a Pdvsa.

El presidente Nayib Bukele se ingenió una estrategia junto al autoproclamado Juan Guaidó para sacarle provecho a la deuda de 1.250 millones de dólares que mantiene El Salvador con la empresa estatal venezolana Pdvsa, de acuerdo a un informe interno de la estatal petrolera al cual tuvo acceso el diario Últimas Noticias.
Bukele que se la quiere dar de más pilas que los demás y vio la oportunidad perfecta con Guaidó para que este se haga el loco y le de indulgencia en la deuda que tiene el país centroamericano con la petrolera venezolana, como es costumbre en los gobiernos neoliberales. Basta con ver el adueñamiento ilegítimo de Citgo y el pago del Bono 2020 de PDVSA.
El Informe de PDVSA en 2018 reconoce el caso de Alba Petróleos de El Salvador, ALBAPES, como “una situación internacional en la cual sujetos inescrupulosos del referido país, tergiversaron los humanistas propósitos del acuerdo estratégico de PETROCARIBE de financiar parte de la factura petrolera, asociada a los crudos suministrados por la República Bolivariana de Venezuela, haciendo uso indebido de los términos del acuerdo para la correcta asignación de fondos a proyectos idóneos dirigidos al desarrollo de actividades productivas que asimismo permitieran compensar el pago de la deuda”, refleja el informe de PDVSA en 2018 en donde reconoce el caso de Alba Petróleos de El Salvador, ALBAPES.
Por si fuera poco, el informe hace caso omiso a las denuncias realizadas por los funcionarios venezolanos William Moreno y Modesto Vera, quienes tenían cargos de gerente general y gerente de finanzas respectivamente en ALBAPES
“Los funcionarios informaron de una serie de irregularidades que han estado ocurriendo en ALBAPES, desde hace algún tiempo, que ponen en riesgo la participación del Estado venezolano en dicha empresa y revelan las pocas probabilidades de cobro de alrededor de 1.250 millones de dólares que adeuda esa empresa mixta a Pdvsa por concepto de suministro de combustibles, en el marco del acuerdo de PETROCARIBE”, apunta el informe.
Dicho documento pone ojo avizor sobre el plan estratégico de parte de los representantes gubernamentales de El Salvador en ALBAPES, en donde se detalla:

a) Eliminan el control ejercido por el personal venezolano, en materia financiera, específicamente en el manejo de las cuentas bancarias y en materia de deterioro de las cuentas por cobrar.

b) Uso discrecional por parte del socio salvadoreño sobre los recursos financieros que se mantienen en el flujo de caja, con el agravante de los hechos comprobados en el pasado por los auditores y cometidos por el personal que ha estado ocupando cargos tales como el de Asesor Mayor, Vicepresidente, Sub gerente y Contador

. c) Gestionaron el financiamiento de préstamos a través del Banco de Fomento Agropecuario por el orden de 9 millones de dólares, sin la debida aprobación de la Junta Directiva, así como la suscripción de contratos de publicidad y de servicios de mercadotecnia en apoyo a la campaña electoral por el orden 5 millones de dólares.

d) Continúan aplicando medidas de despido al personal salvadoreño institucionalista que apoyó la gestión del Gerente General y del Gerente de Finanzas, William Moreno y Modesto Vera, respectivamente, y de funcionarios de PDVSA de nacionalidad venezolana.

e) Al aplicar estas medidas, el manejo de la información a suministrar al Comité de Cobranzas, estaría en manos de personas que podrían sesgar u obstaculizar la reconstrucción de los hechos irregulares perpetrados con motivo de la entrega de préstamos, en su mayoría sin una garantía real.

f) Motivar el Contrato de Comercio Justo para el suministro de Kits Médicos, por más 30 millones de dólares con empresas cuestionadas y relacionadas con el socio salvadoreño.

g) Detienen y obstaculizan las acciones de cobro del naciente Comité de Cobranzas, sobre los préstamos cedidos a Compañías relacionadas.

h) Aceptan la recepción de activos en dación de pago, por encima de su valor razonable de mercado, generando mayores pérdidas a la empresa y contraviniendo de esta manera, lo expresado en las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

Últimas Noticias-Lechuguinos.

1 Comentario

  1. algun dia lo van a tener que pagar, ellos lo saben, no son ningunos niños de pecho, tarde o temprano lo van a tener que pagar hasta el ultimo centavo y centavito , y centavote tambien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here