La justicia de los Estados Unidos ahora estaría inventando personajes “fantasma” para hacerlos parecer como presuntos “cómplices” en el juicio que se le sigue a Alex Saab en los Estados Unidos.

El (des) gobierno del sub presidente de Colombia, Iván Duque, ha dejado en evidencia de sumarse al Lawfare que se pretende iniciar desde Ecuador en contra el Enviado Especial de Venezuela, Alex Saab.

De hecho, para el próximo 11 de enero está previsto que un grupo de voceros y voceras de la extrema derecha ecuatoriana le presente un informe; con el cual se pretende forjar supuestos vínculos entre Alex Saab y empresas colombianas que, supuestamente, estarían incursas en diversos delitos.

Así lo dio a conocer Fernando Villavicencio Valencia, presidente de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional del Ecuador con una publicación vía Twitter.

La inclusión del gobierno colombiano en el Lawfare contra Alex Saab es considerada una nueva manera de «fabricar» pruebas contra el diplomático venezolano; luego de que desde distintos círculos políticos y jurídicos se han señalado que la administración estadounidense no encuentra la forma de condenarlo.

En esta nueva fase, se producen nuevas argucias con las cuales la derecha internacional trata de enjuiciar al diplomático venezolano, luego de su detención ilegal y forzada en Cabo Verde el año pasado; mientras cumplía con la misión como enviado especial de Venezuela en procura de alimentos y medicinas en medio del bloqueo que impone la Casa Blanca.