Lechuguinos
Compartir

Escuálidos comienzan a lamentarse ya que Mike Pompeo les dijo que no se vistan que no van… 

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos ha renunciado formalmente al uso de la fuerza para deponer al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, menos de un año después de que la propia Casa Blanca amenazara en repetidas ocasiones con una intervención armada para afianzar al autoproclamado Juan Guaidó en el poder. Según ha dicho este lunes Mike Pompeo en un importante discurso sobre América Latina, cualquier política estadounidense con respecto al resto del continente requiere de «contención».

«Hemos visto a quienes han propuesto destituir al gobierno por medios violentos, y nosotros hemos mantenido que todas las opciones están sobre la mesa», dijo Pompeo en un discurso televisado desde la universidad de Louisville en Kentucky. «Hemos aprendido en nuestra historia que el uso de la fuerza militar implica riesgos importantes», añadió el secretario de Estado.

Desde que llegó a la Casa Blanca, Trump se ha abstenido de implicar a EE.UU. en más misiones militares y ha ordenado el repliegue de las fuerzas armadas norteamericanas tanto de Afganistán como de Irak y Siria. Sólo en el caso de Venezuela su gabinete habló más o menos abiertamente de uso de la fuerza, algo que hoy queda formalmente descartado.

Redacción Lechuguinos

2 Comentarios

  1. Viva el legado del comandante supremo Hugo Chávez frías, la derecha mal trecha y apatrida no volverá gobernar Venezuela,lo dije desde el año 1999, cuando mi comandante llegó al poder,no volverán…,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here