A partir de este 21 de mayo Rusia dejará de suministrar gas a Finlandia hasta tanto este país no pague en Rublos los servicios, informó Gazprom Export.

De acuerdo con información divulgada por la agencia Sputnik, la medida está en consonancia con la decisión del presidente de Rusia, Vladimir Putin, de que si los pagos no se hacían en rublos, las exportaciones de gas se detendrían.

Para cumplir con este decreto la nación euroasiática exige que las empresas abran dos cuentas en Gazprombank, una en euros y otra en rublos, y estipulaba que los pagos del gas no se liquidaran hasta que los euros se convirtieran en rublos.

Según Sputnik, al día de hoy ya son 20 los clientes de la gasera rusa Gazprom que han gestionado ajustes para pagar el suministro en rublos y han abierto cuentas bancarias en Gazprombank..

Rusia contiene las reservas de gas natural más grandes del mundo y provee del 40% de su suministro a la Unión Europea, por lo que a pesar de las sanciones impuestas contra Moscú por ahora esa relación económica es irrenunciable para Occidente.