Compartir

En otro arrebato de su vida loca Donald Trump, echó de la Casa Blanca, a su asistente de confianza Madeleine Westerhout, por filtrar información política y personal del mandatario estadounidense.

El peluquin de la Casa Blanca Donald Trump, no dudo en ponerle fin a la relación “estrecha” que mantenía con su asistente, por andar de lleva y trae, luego de enterarse, que ella había compartido información con reporteros en una reciente reunión extraoficial.

La «guardiana de los churupos», Madeleine Westerhout, quien ha sido asistente personal desde el inicio de gobierno de Trump, ya no cuenta con el apoyo del mandatario norteamericano, negandole el acceso a la Casa Blanca.

Tanto fue el pique de Donald Trump, que subrayó que hablar de la familia del presidente era «una línea roja» que no debía cruzarse y mucho menos asuntos concernientes al despacho Oval.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here