Fertinitro
Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 166
    Shares

El gobierno de Santos, una vez más cae en sus contradicciones, pues aunque ellos avalan al “TSJ” chimbo y le dan hasta posada a los farsantes, tuvieron que reconocer al TSJ legal que funciona en Caracas al cual le consignaron la solicitud de extradición de un conocido violador neogranadino

Enredado en su propia trampa, la gestión de Juan Manuel Santos, tuvo que finalmente reconocer la legalidad del Tribunal Supremo de Justicia, el auténtico, el que funciona en Caracas para solicitarle la extradición de un delincuente neogranadino; y no el circo montado por una cuerda de payasos impostores, que por cierto son bien recibidos en Colombia y hasta espacios le brindan para que cometan sus fechorías y.

La detención de Juan Carlos Sánchez Latorre, alias «Lobo Feroz», el pasado diciembre en el estado Zulia, señalado por Colombia por la presunta comisión de los delitos de acceso carnal abusivo con menor de catorce años, actos sexuales con menor de catorce años y pornografía con menores, llevó al Gobierno de Juan Manuel Santos, a solicitar su extradición al verdadero y legitimo Tribunal Supremo de Justicia Venezolano, el presidido por Maikel Moreno.

La Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) la audiencia  correspondiente al proceso de extradición pasiva iniciado por la República de Colombia, la Sala del Máximo Juzgado venezolano se acogió al lapso establecido en el artículo 390 del Código Orgánico Procesal Penal venezolano para dictar el correspondiente fallo.

Con este reconocimiento del Gobierno de Colombia, queda demostrado que el único Tribunal Supremo de Justicia que existe en Venezuela, el legal es el que funciona en Caracas, pese a que ellos apoyen al circo ese montado por una cuerda de impostores, para simplemente atentar contra el Gobierno Bolivariano.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here