Compartir

El periodista y articulista de medio de ultraderecha PanamPost, Orlando Avendaño, afirmó que costó tanto construir el ¨gobierno internino¨ y que Guaidó destrozó todo por sus ambiciones de poder terminando desdibujado dramáticamente.

Avendaño en su artículo comienza ¨Costó construir el Gobierno interino. Todos nos comprometimos con armar la narrativa. No toleramos al que salía con lo de «autoproclamado» y, antes que diputado, Juan Guaidó era el presidente de Venezuela. Nuestro presidente¨.

En el artículo Avendaño dice que Guaidó comenzó con impulso y mucha vida. Era un país armándose de nuevo. Espacios que se arrebataban a los, ahora, usurpadores. La embajada en Washington y el consulado en Nueva York. Bogotá, Buenos Aires y Santiago. La Organización de Estados Americanos, el Grupo de Lima y el Parlamento Europeo. El Banco Interamericano de Desarrollo. CITGO, etcétera.

Pero lo que inició con energía se desgastó hasta terminar convertido en una caricatura, bastante difuminada y turbia. El Gobierno interino de Juan Guaidó se ha desdibujado dramáticamente y ha sido, principalmente, por una inexplicable tendencia autodestructiva.

Incapaz de controlar sus impulsos suicidas, el partido de Gobierno, Voluntad Popular, terminó sumido en aventuras que minaron las relaciones con la sociedad y, en gran medida, con los principales respaldos internacionales.

Empezando por la catástrofe estratégica del 23 de febrero, cuando cálculos erróneos expusieron ante Paraguay, Chile, Colombia y Estados Unidos la incompetencia operativa de Leopoldo López y Guaidó. Esta estrechez y sobrada ingenuidad fue ratificada casi dos meses después cuando, también por desaciertos, el Gobierno interino sumó otro fracaso con el torpe alzamiento militar de Altamira.

Lo que tanto costó construir, ahora lo está haciendo pedazos el mismo presidente Juan Guaidó. Si todos invertimos cada esfuerzo en edificar la legítima institucionalidad representada en el Gobierno interino, ahora es el mismo Gobierno interino el que, por sus mañas, bastante similares a las del chavismo, ha perdido el espacio del Banco Interamericano de Desarrollo, la embajada en República Checa y la de Colombia. Es el mismo Gobierno interino el que ha dinamitado sus relaciones con el Gobierno de Colombia, con el de Brasil, el resto del Grupo de Lima y la secretaría general de la Organización de Estados Americanos.

Y es un grupo el responsable: el de los suicidas. Esos que, con sus impulsos, han desbaratado lo que tanto nos costó a los venezolanos construir. El Gobierno interino se cae a pedazos y la culpa la tiene el Gobierno interino, finalizó el articulista de PanamPost.

Lechuguinos – PanamPost

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here